viernes, 12 de enero de 2018

Semana 2

Buenos días, este año continuaremos incidiendo en uno de los fraudes que lejos de solucionarse, va creciendo de forma exponencial, se trata de los falsos siniestros de tráfico realizado por bandas profesionales. Se ha demostrado que un grupo organizado en Valencia, estafó por lo menos a seis aseguradoras. Como venimos alertando siempre, los fraudes profesionales son más difíciles de detectar, conocen el funcionamiento de las aseguradoras, ya que son asesorados por personas que conocen el sector asegurador o bien en ocasiones trabajan directamente en el sector, en este caso un guardia civil y un taller se bastaron para liderar las operaciones de asegurar vehículos siniestrados o en otros casos prepararlos en el taller con piezas dañadas, consiguiendo burlar las inspecciones de riesgo previas al aseguramiento y engañando incluso a los peritos de las aseguradoras.
No hay fórmulas mágicas para luchar contra este tipo de fraude, mejorar la prevención del fraude, continuar avanzando en sistemas informáticos específicos (big data) y por supuesto contar con equipos profesionales que cuenten con conocimientos, experiencia y actitud en la detección del fraude.

Un saludo.

Josu Martínez.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Siete condenados por simular accidentes de tráfico para estafar a compañías de seguros

Un guardia civil y su mujer se encuentran entre los miembros del grupo familiar que obtuvo 153.000 euros con los falsos siniestros


Fuente : LAS PROVINCIAS
J. MARTÍNEZ/A. RALLO Miércoles, 10 enero 2018

Valencia. Siete procesados por un delito continuado de estafa, entre ellos un guardia civil y su mujer, aceptaron ayer una pena de seis meses de prisión y una multa de 540 euros tras reconocer que simularon 11 accidentes de tráfico para reclamar indemnizaciones a seis compañías de seguros.

El acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes evitó que se celebrara el juicio ante el tribunal de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia. Los acusados lograron de esta forma una reducción de pena, ya que el fiscal solicitaba cuatro años de cárcel para cada uno de ellos. La sentencia aplica las atenuantes de dilaciones indebidas y reparación de daños después de que los procesados hayan devuelto parte de los 153.000 euros que estafaron.
Según los hechos reconocidos por los acusados y probados por la investigación de la Guardia Civil, las siete personas se pusieron de acuerdo para simular los accidentes de tráfico «con ánimo de obtener un lucro patrimonial ilícito». El grupo ideó la manera de obtener ingresos mediante la adquisición de vehículos que habían sufrido un accidente -con la indemnización ya cobrada por el dueño del coche en algunas ocasiones- para luego trasladarlos a un taller de Benaguasil y transferirlos a otras personas, todas con estrechas relaciones familiares.

Seis compañías afectadas

En este establecimiento de mecánica del automóvil, cuyo propietario es uno de los condenados, colocaban piezas de vehículos accidentados en coches que supuestamente tenían intención de reparar tras asegurarlos en una compañía. El último paso del plan delictivo era declarar un siniestro que nunca había tenido lugar para cobrar el dinero de las indemnizaciones. Así, el grupo logró engañar a los peritos de las compañías Mutua Madrileña, Zurich, Fénix Directo, Mapfre, Pelayo y Catalana Occidente.
Una ardua investigación de la Guardia Civil posibilitó la identificación y el procesamiento de todos los implicados. Los hechos delictivos tuvieron lugar entre los años 2011 y 2013. El grupo familiar actuó de forma organizada para estafar un total de 153.000 euros a las seis compañías aseguradoras.
El guardia civil se encargaba de comprar los vehículos accidentados, la mayoría de ellos de alta gama como Mercedes, BMW o Alfa Romeo, y su mujer declaró dos siniestros falsos con el Mini Cooper que aseguró en la compañía Mutua Madrileña.
Según informaron fuentes jurídicas, los procesados ya han devuelto parte del dinero que obtuvieron de forma ilícita y se han comprometido a restituir el resto. Esto motivó la aplicación de una de las atenuantes para rebajar la pena de prisión. Ninguno de los condenados ingresará en la cárcel porque carecen de antecedentes penales.

lunes, 8 de enero de 2018

Semana 1

Buenos días, iniciamos un nuevo año con la intención de continuar divulgando la actualidad del fraude al seguro mediante el análisis de artículos publicados. Arrancamos por tanto este primer blog del 2018 intentando situar el fraude al seguro en España comparándolo con los datos europeos, para ello hemos seleccionado un extracto del curso de Lucha Contra el Fraude para peritos de seguros de automóviles organizado por el CEAPS, Centro de Estudios de APCAS (Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías), celebrado este pasado año. Se trata de datos publicados por Insurance Europe (Asociación Europea de Entidades Aseguradoras), en el que afirman que hasta un 10% de las reclamaciones cursadas a las aseguradoras en Europa pueden ser fraudulentas. Si tenemos en cuenta que en España se estima que los siniestros fraudulentos oscilan entre el casi 2% hasta un 6%, dependiendo de las diversas fuentes que realizan los estudios, nos encontramos que se desmonta esa creencia existente en el mercado asegurador en el que se piensa que en España el fraude y la picaresca abunda en mayor medida que en el resto de Europa. Más bien nos encontramos que realmente los datos son al contrario, en España hay mucho menos fraude que en Europa. Podrían surgir opiniones que consideren que en España se detecta menos fraude que en el resto de países europeos. Sobre esta cuestión a lo largo del año analizaremos y trataremos con datos los aspectos que nos ayuden a generar una opinión más argumentada.

Un saludo.
Josu Martínez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

EN EUROPA. (Por Insurance Europe)

 El impacto del fraude de seguros 

¿Cuál es la escala y el impacto del fraude?
El alcance del fraude de seguros varía de un país a otro. Detectado y no detectado.
Se estima que el fraude representa hasta un 10% del total de los gastos de reclamaciones en Europa. Esta cifra varía entre los países y las clases de seguro debido a una serie de factores, tales como el funcionamiento del mercado o la prevalencia local de un tipo de seguro.
El enfoque para identificar el fraude de seguros también difiere entre los países europeos. En algunos países, se hace hincapié en el establecimiento de fraudes detectados y no detectados, mientras que otros países se centran en la reducción de la cantidad de fraude conocido.
No obstante, el objetivo sigue siendo el mismo: determinar en qué medida las iniciativas de lucha contra el fraude son exitosas y si se requieren nuevas iniciativas.




viernes, 29 de diciembre de 2017

Semana 51

Buenos días, para el último viernes del año he seleccionado una noticia relacionada con el fraude profesional, como sabes es el fraude premeditado y preparado, generalmente conocen los mecanismos de funcionamiento de las aseguradoras y una característica que está aumentando es la de provocar la intervención de autoridades para que realicen un atestado que aporte veracidad a los hechos. Los atestados gozan de gran credibilidad a la hora de tramitar un siniestro y esto los estafadores profesionales lo saben. Resulta sumamente dificultoso para los agentes que intervienen en el siniestro detectar que se trata de un siniestro simulado y por tanto elaboran el atestado dando veracidad a los hechos, lo cual facilita considerablemente la consumación del fraude por parte del estafador. La recomendación en este caso es que si hay indicios durante la tramitación o peritación, no se abandone la fase de verificación aunque exista un atestado que confirme la ocurrencia del siniestro y continuar verificando el siniestro por los medios habituales en cada caso, por supuesto contando con la labor del perito de seguros por tratarse de la figura mejor preparada para opinar sobre la compatibilidad de daños, morfología, alturas, transferencias de colores, intensidades, etc.


Un saludo y feliz año ¡!

Los que viajéis estos días recordar extremar la prudencia al volante, prestando especial atención al uso del móvil durante la conducción, diversos estudios ponen de manifiesto el aumento de la siniestralidad por este motivo. Mi recomendación es que para evitar tentaciones dejes el teléfono lejos de tu alcance cuando te pones al volante, mejor en el maletero que en la guantera.

Josu Martínez.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El atropello que sufrió en las calles de Molina de Segura estuvo cerca de pasar desapercibido. Un accidente de tráfico más entre la gran cantidad de siniestros que se suceden sobre el asfalto. Meses más tarde, sin embargo, el nombre de la supuesta víctima de ese arrollamiento volvió a aparecer en otro atestado y el detalle hizo saltar todas las alarmas. Esa supuesta víctima aseguraba haber sufrido un golpe cuando viajaba a bordo del automóvil que meses antes le había atropellado. Una casualidad que puso al grupo de Delitos Económicos de la Policía Nacional tras su pista y acabó destapando un presunto fraude.

viernes, 22 de diciembre de 2017

Semana 50

Buenos días, en ocasiones los fraudes más simples son los más recurrentes y a veces los que pasan más desapercibidos. En esta ocasión no he seleccionado una noticia de prensa como es habitual, sino un caso que me llega a través de una aseguradora que me informa de un fraude detectado por un perito de seguros de automóviles, que detectó una luna parabrisas que pretendía pasar por recambio original de la marca y cuyo sello estaba falsificado. En la imagen se puede apreciar el logo de la marca BMW que en las lunas originales se encuentra serigrafiado y en este caso se trataba de un simple adhesivo imitando el logo BMW, el cual se retiraba de la luna con facilidad, simplemente rascando suavemente. Esto demuestra no solo que la presencia del perito de seguros es fundamental para la aseguradora en la resolución de siniestros, si no que cualquier tipo de siniestro por simple que parezca está expuesto a fraude, como en un simple caso de rotura de lunas, que por cierto quizás los siniestros de lunas ya no sean tan simples, ya que existen bastantes modelos de lunas parabrisas en el mercado cuyo precio supera los 1.000 euros en los casos de lunas originales de la marca.




Un saludo.

Josu Martínez.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Semana 49

Buenos días, en países como Rusia, a diferencia que en España, está permitido llevar una cámara instalada en el vehículo para grabar las incidencias del tráfico. En el caso de Rusia dicen que la elevadísima cifra de casos de siniestros fraudulentos hicieron que se permita su uso. En España en la actualidad no es legal, la LOPD impide grabar a terceras personas, incluso se puede incurrir en video vigilancia sin contar con el consentimiento de las personas grabadas, aunque por otro lado la AEPD exceptúa esta limitación cuando el uso de las imágenes tenga como destinatario al Defensor del Pueblo, el Ministerio Fiscal o los Jueces o Tribunales, en el ejercicio de las funciones que tiene atribuidas. Parece por tanto que hay bastantes dudas y contradicciones en este tema y ante la situación de fraude existente hoy en día, quizás sería un buen momento para que se revise y estudie la posibilidad de admitir la instalación de cámaras de grabación en los vehículos y usar las imágenes para defender situaciones de fraude.

Un saludo.

Josu Martínez.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Semana 48

Buenos días, es habitual que en este espacio comentemos la importancia de realizar una minuciosa labor en la detección de fraude al seguro por parte del colectivo asegurador, siendo pieza clave para ello la labor del perito de seguros, así mismo siempre defendemos la conveniencia de denunciar a los estafadores, algo que no suele ser habitual. En la noticia que hemos seleccionado esta semana tenemos 3 casos que cumplen con estas circunstancias. Primero la intervención del perito de seguros detecta los fraudes y un gabinete especializado confirma la versión inicial del perito de seguros. El Consorcio de Compensación de Seguros, con la labor de los profesionales de la pericia consigue las pruebas suficientes para denunciar los casos de estafa en grado de tentativa, consiguiendo que finalmente los tribunales condenen a las personas implicadas. Se trata de un ejemplo del resultado brillante de la labor pericial y la gestión de tramitación, luego la inconformidad del CCS ante los intentos de estafa hace el resto.

Un saludo.

Josu Martínez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Justicia condena a varias personas por estafa al Consorcio de Seguros

El fondo del sector asegurador mantiene un plan de detección y denuncia de los intentos de fraude


La Justicia ha condenado a varias personas por tres intentos de cobro fraudulento de indemnizaciones por accidentes del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). En concreto, tres Audiencias Provinciales han dictado sentencias penales contra esos individuos con motivo de solicitudes de indemnización presentadas ante el fondo de garantía del sector asegurador a raíz de supuestos siniestros de automóvil y por inundaciones.

Cabe recordar que el CCS es una institución pública que se financia con un recargo en la prima de los seguros, y por lo tanto por las aseguradoras privadas, y entre cuyas tareas está la de cubrir los daños personales o materiales por riesgos extraordinarios como catástrofes naturales, así como asegurar a conductores a los que el sector privado les niega una póliza por cuestiones como su historial siniestral. El Consorcio, ante los casos de tentativa de fraude, ha puesto en marcha un plan de medidas para identificar, detectar y combatir esas tendencias.

Dos de los citados fallos se refieren a accidentes de tráfico. En uno de ellos, en el contexto de un accidente de tráfico aparentemente ocasionado por un vehículo asegurado por el Consorcio, el perito del CCS concluyó que los daños que presentaba el vehículo responsable del accidente no concordaban con la versión facilitada del accidente. A raíz de esas inconsistencias detectadas, el Consorcio encargó a un gabinete especializado un informe de investigación, que confirmó las sospechas de falta de autenticidad de los testimonios presentados por el conductor asegurado en el CCS y los supuestos lesionados. La Audiencia Provincial de León ha condenado a los acusados como autores de dos delitos de estafa procesal, uno de ellos en grado de tentativa, y cuatro delitos de falso testimonio.

El otro fraude automovilístico detectado se refiere a un accidente supuestamente producido por un vehículo desconocido, a raíz del cual se solicitó al Consorcio una indemnización por daños personales en el marco de sus funciones como fondo de garantía del seguro obligatorio de automóviles. Ante la falta de testimonios y de evidencias sobre la intervención en el accidente de un vehículo no identificado, el CCS encargó una investigación y luego denegó la indemnización y demandó a la lesionada. La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a la acusada como autora de un delito de estafa en grado de tentativa, al comprobarse que fue el vehículo conducido por la lesionada el que impactó contra un vehículo que se encontraba estacionado.

Fraude en una inundación

El tercer caso se refiere a supuestos daños producidos por una inundación en las oficinas y almacenes del asegurado que solicitó una indemnización al Consorcio. Sin embargo, el perito examinó los daños reclamados y la documentación de la que disponía el CCS a raíz de una inundación anterior y concluyó que el asegurado reclamaba daños que parecían haberse producido con ocasión de esa inundación anterior y que no parecían haber sido reparados. El Consorcio comprobó que la documentación que supuestamente acreditaba la reparación de daños anteriores era falsa. La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado al asegurado por un delito continuado de falsedad de documento mercantil en concurso medial con un delito de estafa agravada en grado de tentativa.

viernes, 24 de noviembre de 2017

Semana 47

Buenos días, se acerca el invierno y termina el momento álgido de incendios, incluidos los provocados en empresas y bienes asegurados con ánimo de estafar al seguro, quedan por tanto para los estafadores otros métodos como los falsos robos en empresas, la noticia publicada hoy se trata de un fraude descubierto principalmente por insistir con un segundo robo y repetir el modus operandi. La intervención pericial siempre es un buen método de detección en este tipo de estafas.

Un saludo.

Josu Martínez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El dueño de un taller, detenido por simular robos en su negocio

Aseguraba que le habían sustraído material por valor de casi 50.000 euros.


La Guardia Civil de Huércal de Almería ha detenido a un hombre de 31 años, vecino de Benahadux, y otro de 26 años, de Almería, como presuntos autores de simulación de delito y de estafa, respectivamente.

Los agentes iniciaron la investigación tras una denuncia en la que la víctima aseguraba que alguien había accedido a su taller mecánico y había robado herramientas.

Entre los objetos sustraídos, destacaba una máquina de diagnosis mecánica, valorada en más de 23.800 euros. El valor total del material robado ascendía a 24.570 euros, según la víctima.

Realizada la inspección ocular, la Benemérita no observó indicios de delito ya que los propietarios habían arreglado los daños ocasionados en la puerta de acceso y ordenado el interior del taller, hecho que alertó a los agentes.

Por este motivo, avisaron a la víctima que en este tipo de situaciones no hay que tocar nada hasta que lleguen las autoridades con el fin de no hacer desaparecer posibles pruebas que ayuden en la investigación del delito. 

No obstante, la Guardia Civil siguió varias vías de investigación, entre ellas, la simulación de delito.

Un mes después, el mismo hombre volvió a denunciar un hecho parecido. En este caso, la máquina de diagnosis sustraída estaba valorada en 25.614 euros.

Al realizar la inspección correspondiente, los agentes de la Guardia Civil observaron cómo nuevamente no había signos violencia, ni daños producidos por el robo. Tampoco pudieron ver nada revuelto en el interior del taller.

La Guardia Civil, tras comprobar que la hipotética persona que emitía la factura de las máquinas no era la indicada y que esta alegaba que fue advertida por el denunciante de que si alguien le preguntaba, dijera que sí había vendido dichos sistemas, detuvo al presunto autor del delito de estafa.