jueves, 22 de junio de 2017

Semana 25

Buenos días, en ocasiones los componentes de los departamentos de daños corporales y jurídicos, reclaman más noticias sobre fraude en ramos de vida y en el de accidentes. En esta ocasión se trata de un fraude muy conocido, el del multiaseguramiento, el cual es cada vez más fácil de detectar con ayuda de la informática pero como vemos hoy, no conviene relajarse porque siempre existen nuevos intentos. Asegurar un riesgo en varias aseguradoras es un hecho legal, pero el asegurado deberá, salvo pacto en contrario, comunicar a cada asegurador los demás seguros que estipule. Si por dolo se omitiera esta comunicación y en caso de sobreseguro se produjera el siniestro, los aseguradores no están obligados a pagar la indemnización. Una vez producido el siniestro, el tomador del seguro o el asegurado deberá comunicarlo a cada asegurador, con indicación del nombre de los demás. En este caso el detenido no solo incumplió este artículo de la Ley de Contrato de Seguro, sino que además falseó su historial clínico para conseguirlo. Para cometer este tipo de fraude es habitual que el estafador realice falsificación de diferentes documentos, entre los que se pueden encontrar los de informes médicos y periciales.

 

Un saludo.

Josu Martínez
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Detenido un hombre por intentar estafar 1,3 millones de euros a cuatro aseguradoras

 
Los Mossos d’Esquadra han detenido a un hombre en Sabadell por falsear su historial clínico para intentar estafar 1,32 millones de euros a cuatro aseguradoras. El individuo sabía que obtendría la invalidez absoluta y permanente y decidió contratar 5 pólizas para intentar cobrar la suma de indemnizaciones por ese importe de 1,32 millones de euros. Se le atribuye un delito de falsedad documental y estafa a las aseguradoras.
 
 

La investigación comenzó a finales de febrero con la denuncia presentada por una de las aseguradoras, que previamente había contratado a una empresa de detectives privados. En la investigación los agentes constataron que el cliente de la aseguradora, conocedor de que los problemas médicos que arrastraba desde 2004 derivarían en la consecución de la invalidez permanente y absoluta, contrató cinco pólizas con diferentes compañías.

Según los Mossos d’Esquadra, “con este objetivo, diseñó un plan de actuación que inició con la contratación de las diferentes pólizas entre octubre de 2013 y octubre de 2015. Todas las pólizas cubrían la ‘incapacidad de grado absoluto’, con unas compensaciones económicas que abarcan desde 225.000 a los 500.000 euros en caso de que el INSS le otorgase esa incapacidad”, como así le concedió en 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario