viernes, 18 de mayo de 2018

Semana 20


Buenos días, una de las conclusiones del informe de ICEA que comentábamos la semana pasada es el considerable aumento que se ha producido el pasado año del fraude ocasional de pequeño importe y los fraudes organizados. En este último tipo de fraude son los siniestros de circulación provocados los que copan la inmensa mayoría de casos. Hemos observado que hay algunas circunstancias habituales en este tipo de montajes: Se suelen producir en zonas apartadas, poco transitadas, mal iluminadas, polígonos industriales en muchos casos. En unas ocasiones se utilizan vehículos ya siniestrados en diferentes ocasiones, colocándolos en la vía como si hubiera tenido el siniestro en ese momento y los estafadores llaman a alguna autoridad para que levante atestado. En otros casos utilizan vehículos adquiridos a bajo coste, por tener averías mecánicas que permitan circular o vehículos antiguos con mucho kilometraje y mal estado de uso, siniestrándolos realmente en los lugares que acabamos de comentar, con pocos testigos, ya que uno de los vehículos, normalmente en el que dirán los estafadores que se han lesionado, se encontrará sin ocupantes en el momento en el que el otro vehículo le colisiona, normalmente por alcance, aunque en otros casos también se producen embestidas perpendiculares. Otra característica muy habitual es la utilización de un vehículo de alquiler en este tipo de siniestros provocados y la también posterior llamada a una autoridad para su pertinente atestado, asistencia médica, etc.

Un saludo
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Condenados por provocar un accidente de tráfico para cobrar una indemnización


Fuente: NOTICIAS DE SEGUROS

El Juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid ha condenado a 7 personas por provocar un accidente de tráfico con el objetivo de percibir de sus aseguradoras las correspondientes indemnizaciones por daños personales y materiales.

Estas siete personas han sido condenadas a seis meses de multa, con una cuota diaria de 2 euros, por simulación de delito a otra multa de igual cuantía por un delito de daños  y a tres meses de prisión por delito de estafa en grado de tentativa junto con su inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante la condena, aunque se sustituye automáticamente por otros seis meses de multa a razón de dos euros diarios.

Además, los condenados deberán indemnizar conjunta y solidariamente a la empresa de alquiler (uno de los vehículo era alquilado) y a las dos aseguradoras afectadas por los gastos ocasionados. También tendrá que abonar las costas del procedimiento judicial.

Los hechos ocurrieron el 5 de noviembre de 2013 a las 21.30 horas en una calle del barrio vallisoletano de La Victoria, en una zona con poca iluminación y a una hora a la que no existía actividad laboral. Acordaron que el turismo alquilado, conducido por uno de los acusados y que llevaba como ocupantes a otros dos, chocase contra el otro vehículo en el que viajaban los cuatro acusados restantes. 

viernes, 11 de mayo de 2018

Semana 19


Buenos días, volviendo a los datos aportados por ICEA en la reciente presentación del concurso sectorial de fraudes al seguro, hoy resaltamos una noticia plagada de datos, uno importante es el continuo intento de fraude al seguro, uno por minuto que supone 50.000 euros por hora en cifras. Resaltar los 48 euros obtenidos de ahorro por cada euro invertido, lo que demuestra y justifica la inversión de las aseguradoras en la verificación de siniestros.
Cabe destacar un aspecto importante, el aumento en los últimos 10 años del fraude de importe bajo. Ese fraude silencioso, de bajo importe que por si solo no genera alarma por tratarse de reclamaciones pequeñas, pero que son muchas y al final de año hace que supongan la mayor parte de las cantidades defraudadas, ese tipo de siniestro es el que normalmente trabaja el perito de seguros y en el que su labor es fundamental en la detección, verificación y conclusión. Este aumento paulatino también viene a demostrar un escaso éxito en la política preventiva de las aseguradoras. La prevención es algo que resulta fundamental en la lucha contra el fraude y se demuestra deficiente en general entre las aseguradoras. No podemos olvidarnos también del aumento del fraude organizado, principalmente en falsos robos en la especialidad de diversos y de falsas lesiones en las pólizas de automóviles.
El artículo finaliza con un resumen del tipo de fraude más habitual por especialidades, en autos la reclamación desproporcionada, en diversos el siniestro simulado y en salud la ocultación de lesiones y el daño preexistente.

Un saludo
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Cada minuto en España una persona intenta defraudar a su compañía de seguros


En España, cada minuto una persona trata de defraudar a su compañía de seguros, lo que viene a suponer el sueldo medio anual de dos trabajadores, es decir, unos 50.000 euros por hora. El fraude supone, además, no sólo importantes pérdidas para las compañías sino también para el resto de los asegurados "que pagan una media de 20 euros más en sus pólizas por culpa de los defraudadores", afirmó el coordinador de Políticas contra el Fraude de Unespa, Miguel Ángel Vázquez, durante la presentación de los galardonados en el 'XXIV Concurso sectorial de detección de fraudes'.
Vázquez aprovechó la ocasión para agradecer públicamente el compromiso de las compañías y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en su continua lucha contra el fraude.
Sobre las compañías quiso hacer mención especial a la profesionalización de las personas que se dedican a esto que se "fijan en los pequeños detalles", claves para detectar la estafa. También reconoció que en los últimos años se ha avanzado mucho en este campo gracias a la ayuda de la tecnología. "Hoy en día se puede obtener mucha información del ordenador de un coche igual que de una alarma de incendios" que sin duda ayuda a los profesionales de la investigación del fraude.
De cara al futuro, Miguel Ángel Vázquez, considera que el fraude continuará muy ligado a la digitalización, aunque por un lado ayudará a los investigadores, pero por otro también abrirá oportunidades a los defraudadores. "Aunque yo soy optimista y creo que beneficiará más a los primeros", dijo.

Por cada euro invertido en lucha contra el fraude, se recuperan 48
Por cada euro que las compañías de seguros dedican a la lucha contra el fraude, recuperan 48,10. Esta es una de las conclusiones que arroja el informe 'El fraude al seguro español. Año 2017' que acaba de publicar ICEA y que explicó en detalle su directora de Formación, Marta Rodríguez.
Según el informe realizado con información remitida por 38 aseguradoras que tienen una cuota de mercado del 54,5%, en 2017 se detectaron 165.958 intentos de fraude.
Uno de las tendencias más llamativas de los últimos 10 años es el crecimiento de los intentos de fraude de pequeño importe, y en 2017 se continua con la misma tendencia siendo de este perfil el 38% de los casos detectados, lo que lleva a pensar a los investigadores que se trata de intentos no profesionales de fraude. Con todo, continúa habiendo redes delictivas organizadas que simulan siniestros, sobre todo en el seguro del Automóvil.
Por ramos, los datos de ICEA muestran que un 63,6% de los casos de fraude detectados se dan en el seguro del Auto; seguido de las líneas de Diversos -Hogar, Comercio, Comunidades, Pymes y RC- que abarcan otro 29,4% de los intentos de estafa. En Vida y Salud se producen un 5,9% de los intentos de fraude, con un ligero aumento respecto a años anteriores.
Marta Rodríguez también hizo mención a los diferentes tipos de fraude que se cometen dependiendo del tipo de seguro. En Auto el intento de estafa más habitual son las reclamaciones desproporcionadas. En Multirriesgo lo más habitual es el siniestro simulado; mientras que Salud la mayoría de los intentos de estafa se deben a ocultación de las lesiones o daños preexistentes.


viernes, 4 de mayo de 2018

Semana 18


Buenos días, entre los fraudes que más impresionan se encuentran las autolesiones para cobrar del seguro. Sin entrar a fondo para valorar este tipo de fraudes, me limitaré a utilizar este tipo de casos como ejemplo de la seguridad que tienen los defraudadores que la estafa al seguro les va a salir bien. La realidad es que en muchos casos no solo no sirve para obtener su objetivo, sino que además son condenados en los tribunales, como en el segundo caso hoy publicado, en el que el autor es condenado a 3 años y medio de cárcel.

Un saludo
Josu Martínez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Amputados para cobrar el seguro

Un incongruente atraco tras contratar cinco pólizas, entre los 16.000 engaños detectados por aseguradoras en la Comunitat. La región valenciana es la cuarta de España con mayor invención de robos o accidentes para recibir coberturas de las compañías


Fuente : JUAN ANTONIO MARRAHÍ

 Un sangriento incidente con lesiones en Venezuela

El protagonista es un hijo de españoles nacido en Venezuela, donde se crió y formó una familia. En 2005, decidió venir a España para iniciar una nueva vida en Castellón. Empezó a trabajar como fontanero e instalador de aparatos de aire acondicionado hasta que, en 2009, perdió su empleo.

En este contexto decidió hacer una visita a su país de origen con su mujer. Previamente contrató cinco seguros de vida y accidentes con capitales asegurados muy elevados. Su mujer sólo suscribió un seguro de accidentes con una suma asegurada de 30.000 euros para ese mismo desplazamiento.

En febrero de 2009, el matrimonio aterrizó en Venezuela. Tras varias semanas en el país, el asegurado dijo ser atracado mientras conducía un coche. Dos individuos trataron de robarle 7.000 bolívares a punta de pistola. Según su versión, en el forcejeo con los asaltantes, el arma que llevaba se disparó y le causó la amputación de varios dedos y parte de las palmas de las manos. Las lesiones constituyeron una incapacidad permanente total.

Tras la reclamación, las aseguradoras implicadas, Axa y Generali, empezaron indagar. Descubrieron que no había documentación acreditativa de lo sucedido, a pesar de la gravedad. Un perito médico determinó que las lesiones eran incompatibles con los hechos narrados. Si, como dijo, tenía sujeta el arma con las dos manos en ese supuesto forcejeo la bala no podía haber impactado en ninguna de ellas. De hecho, considera la patronal del seguro, «parece un milagro que no resultara herido en otras partes del cuerpo».

Uno de cada seis intentos de engaño al seguro es por daños exagerados o anteriores en vehículos
El lugar también despertó sospechas. Varios detalles no casaban. Para colmo, el asegurado declaró haber conducido 16 kilómetros con las manos heridas hasta un hospital. Esto llamó la atención de los investigadores, «no sólo por la proeza física que entraña, sino porque había dos centros médicos a cuatro kilómetros de donde fue atacado».

Las aseguradoras decidieron no abonar la indemnización y el cliente las demandó en los tribunales. Los procesos judiciales duraron siete años. Finalmente, la Audiencia de Castellón reconoció anomalías en el caso. En opinión del juez, describen las aseguradoras, «no quedó acreditado cómo se produjo el atraco ni que este fuera ajeno a la intencionalidad del asegurado». AXA y Generali eludieron así el pago de casi un millón de euros. Además, la investigación ha ganado el primer premio en seguros personales.

Sin mano, sin cobertura y condenado a prisión

El Tribunal Supremo resolvió, hace dos años, uno de los casos más sorprendentes. Un agricultor fue condenado a tres años y medio de cárcel por estafa y a devolver 335.000 euros que cobró del seguro por un accidente que no fue tal. Según la sentencia, en 2007 se amputó la mano derecha con un instrumento cortante para cobrar coberturas pactadas previamente en sus pólizas.

Tras hacerse un torniquete para controlar la hemorragia, condujo su coche hacia el Camino Viejo de Nules a Moncofa y lo dejó caer por un terraplén. Después situó la mano cortada a los pies del asiento del conductor y quemó el automóvil con gasolina. Acto seguido, telefoneó al 112 y se tumbó hasta la llegada de un policía que lo encontró fumándose un cigarro.




lunes, 30 de abril de 2018

Semana 17


Buenos días, como siempre por estas fechas desde hace 24 años, ICEA celebra el acto de presentación de los datos recabados del sector asegurador sobre fraude al seguro, la presentación ofrece diversos y variados datos correspondientes al 2017. Dichos datos merecen diversos análisis que haremos en próximas ocasiones, antes de nada me gustaría destacar el siguiente titular que refleja una interesante realidad; El seguro recupera 48 euros por cada euro invertido en la investigación de las estafas. Si comparamos este dato con los de años anteriores observaremos que la cifra de ahorro ha aumentado considerablemente, sin ir más lejos el ratio en 2016 era de 34,7 euros de ahorro por cada euro invertido. Por tanto, se puede afirmar que los trabajos de verificación de los indicios de fraude están empezando a tener cada vez mejores resultados, esto demuestra la profesionalización del sector en la lucha contra el fraude y la justificación de la creación de departamentos antifraude que junto con la incorporación de gestores de tramitación y peritos de seguros especializados en fraude, hace que los resultados sean cada vez más positivos y la inversión en verificación de siniestros más rentable.

Un saludo
Josu Martínez.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


XXIV Concurso sectorial de detección de fraudes


El seguro recupera 48 euros por cada euro que dedica a investigar estafas

-         ICEA premia ocho casos investigados por PELAYO, MAPFRE, CASER, AXA, GENERALI y FIATC
-       Las 38 entidades participantes en el estudio destapan cerca de 166.000 intentos de fraude

Las aseguradoras recuperan 48,10 euros por cada euro que destinan a investigar posibles casos de fraude. Esta es una de las conclusiones que arroja el informe El fraude al seguro español. Año 2017 que acaba de publicar Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras (ICEA).

El estudio ha sido realizado con la información remitida por 38 aseguradoras. Estas entidades, que reúnen una cuota de mercado del 54,5%, detectaron 165.959 intentos de estafa el pasado año. Esta cifra no corresponde al número total de fraudes ocurridos en España el pasado año, sino estrictamente a los reportados a ICEA por parte de los participantes en el estudio. Su elevada representatividad permite, no obstante, obtener diversas conclusiones sobre este fenómeno en el país. Es importante destacar que el fraude al seguro es un delito que perjudica a la sociedad en su conjunto. Las aseguradoras resuelven los problemas de la gente con el dinero que le pagan sus clientes. Por lo tanto, cuando un defraudador plantea una reclamación indebida o exagerada lo que hace es tratar de enriquecerse a costa del resto de asegurados.



jueves, 19 de abril de 2018

Semana 16


Buenos días, los fraudes en las pólizas de vida, suelen ser las que ofrecen situaciones de lo más “variopinto”. El caso publicado hoy es propio de novela negra. Situaciones como esta dan que pensar que en el fraude al seguro todo es posible y por tanto refuerza la opinión que cuando hay indicios de fraude hay que verificar el siniestro hasta obtener conclusiones, sin tener en cuenta opiniones subjetivas que afecten a la credibilidad. Indicio fraude = verificación + conclusión.

Un saludo
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Detenida una mujer que mandó matar a su marido para cobrar el seguro de Vida


Hay historias reales que sirven de guion para muchas películas y este caso podría ser uno de ellos. Casi un año después de los hechos, la policía portuguesa ha detenido a una mujer por pagar 10.000 euros para que asesinaran a su marido y así percibir el seguro de Vida, valorado en 50.000 euros.

Los hechos ocurrieron en enero de este año cuando un sicario disparó a quemarropa a J.C.O. cuando salía de su casa en Chaves. La policía siempre sospechó de la esposa puesto que la relación era tensa y después del funeral fue vista cenando y saliendo de fiesta con su amante. La policía continuó con las pesquisas y el seguimiento de la mujer por las irregularidades de su testimonio y su aparente frialdad.

Posteriormente apareció la llave del caso. La novia del sicario sospechaba que su pareja le era infiel y el día del asesinato le siguió y vio cómo mató a J.C. La policía ha encontrado numerosas pruebas en los registros de las viviendas como la escopeta del crimen y diversos mensajes entre la viuda y el sicario.

viernes, 13 de abril de 2018

Semana 15


Buenos días, si una intervención pericial en un caso de los considerados “normalitos” como son daños por humedades en una vivienda, tienen como resultado la agresión a un perito de seguros, creo que no es difícil imaginar en que situaciones deben lidiar los peritos cuando la intervención deja de ser “normalita” y pasa a ser una verificación de un siniestro con indicios de fraude. Recientemente un compañero me contó cómo fue agredido por la espalda mientras realizaba la medición de los daños del vehículo propiedad del agresor. La acción no pasó de un puñetazo en la cabeza, pero no es la primera vez que el perito de seguros es agredido de consideración como en el caso de la noticia, ha sido amenazado o sufrido daños en su vehículo. Creo que por lo menos una semana al año mis compañeros se merecen el reconocimiento de una labor ingrata y no siempre reconocida. Estamos hablando de una labor técnica, pero que si por medio tiene a un desequilibrado, un delincuente habitual, un tipo violento o una banda organizada, puede suponer una situación incómoda. Es importante que todos tengamos en cuenta que esta situación no es excepcional, está a la orden del día.

Un saludo
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Condenan a dos años al agresor de un perito de seguros en Llanera


P. G. M. G. C. ha sido condenado por el Juzgado de lo penal número 4 de Oviedo a dos años de cárcel por agredir con un bate de béisbol a un perito de seguros que acudió a su domicilio en Llanera a revisar una humedad. El acusado tendrá que pagar al perito más de 6.500 euros en concepto de indemnización y daños. El perito sufrió un herida a consecuencia del golpe que le ha dejado en la cabeza una cicatriz de unos 8 centímetros.

En la sentencia, el juez ha tenido en cuenta el historial psiquiátrico del acusado. Éste sufre un trastorno de personalidad paranoide que afecta a su manera de interpretar la realidad y que le hace reaccionar de manera desproporcionada si no se le da la razón.

El acusado reconoció en el juicio que golpeó al perito porque éste no se dirigió de forma correcta a su mujer. Pero el inicio de la discusión que acabó en la agresión fue la petición del perito de unas fotografías para demostrar la existencia de las humedades.

viernes, 6 de abril de 2018

Semana 14


Buenos días, las aseguradoras, al igual que todas las empresas, están preocupadas por los ciberataques, algunos de los cuales pueden consistir en estafas mediante el previo robo de identidad, logrando de esta manera obtener información que pueda servir para chantajear pidiendo a cambio sumas importantes de dinero, o directamente obtener tales sumas a través de la suplantación de la identidad. Esta es una realidad de la que creo todos somos conscientes, lo que no parece que tengamos tan claro en general es como actuar para prevenir estos robos y mucho menos como actuar en caso de detectar que nos han robado la identidad en Internet. Por tanto, trasladar información en este sentido por parte de las empresas a sus trabajadores parece que empieza a ser necesario, teniendo en cuenta que a nivel particular también supone un importante riesgo.

Un saludo
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Siete de cada diez personas no sabrían cómo reaccionar ante el robo de identidad


Fuente : Encuesta de Affinion

Una encuesta realizada por Affinion durante la Semana del Seguro 2018 revela que las personas son conscientes de los peligros de un ciberataque, ya que al 92% le preocupa ser víctima y 9 de cada 10 se muestran preocupadas por las amenazas y riesgos que supone el abuso o violación de la identidad online.

En el sondeo, el 89% de las personas admitió desconocer si han sido víctima de un robo de identidad o ciberataque y, por otro lado, se pone de manifiesto que hay un alto porcentaje (77%) que no conoce ni cuenta con herramientas para reaccionar ante un ataque de este tipo y no sabe a quién debería dirigirse o qué trámites tendría que llevar a cabo.

Según el barómetro de febrero de 2017 del CIS, entre quienes recibieron en los últimos 12 meses un SMS o mail fraudulento para adquirir información confidencial, un 53,8% declaró que no tomó medidas al respecto.

viernes, 23 de marzo de 2018

Semana 12


Buenos días, este mes nos encontramos una vez más con una noticia que informa sobre la desarticulación de una banda organizada dedicada a robos de vehículos seminuevos de alta gama, casi siempre de la misma marca, con el fin de vender sus piezas en el mercado negro del recambio de automoción e incluso para venderlos en el mercado nacional una vez modificados el nº bastidor y la documentación de los vehículos.
Este tipo de noticias ofrece análisis para diversos colectivos relacionados con el sector asegurador, aseguradoras, peritos de seguros, talleres y mediadores. La noticia hoy publicada dice muchas e interesantes cosas. Las bandas organizadas en el robo de vehículos, se suelen especializar en marcas concretas de gama alta, esto ocurre principalmente porque poseen software específico para dicha marca, con el que o bien anulan el inmovilizador electrónico del vehículo o bien realizan con ayuda de una llave electrónica virgen copia de los códigos de la llave del vehículo. Hay una marca alemana que en los últimos tiempos se está convirtiendo en la más robada, precisamente por la facilidad que encuentran los ladrones para controlar su software. Como hemos comentado este tipo de noticias se repite, lo cual evidencia que existe un mercado negro rentable de venta de piezas de automóvil, lo cual debe alertar a los peritos de seguros sobre su origen en los casos de peritación con recambio verde, consultando al taller sobre el canal de compra utilizado. Los desguaces tienen un importante control sobre su actividad, pero en Internet existe un mercado negro más difícil de controlar. También las aseguradoras deberían prestar más atención con el destino de las perdidas totales, no parece suficiente con indemnizar y anular la póliza tras un siniestro total. La noticia explica claramente que muchas de las piezas utilizadas de los vehículos robados tienen como destino los vehículos declarados siniestro total, los cuales una vez reparados, serán vendidos una vez vuelven a legalizar la documentación y sean dados de alta en tráfico. Establecer por tanto un control de cual será el destino de los vehículos declarados siniestro total y comunicar a la DGT los casos de siniestro total pueden suponer acciones convenientes. La recirculación de vehículos robados con la documentación falseada y el nº de bastidor modificado es otra de las prácticas habituales de estas organizaciones, la mediación y los departamentos de producción de las aseguradoras, deberían ser conscientes y extremar la precaución en la medida de sus posibilidades cuando realizan los aseguramientos de vehículos. Los peritos además del control del origen del recambio verde o de recuperación también deben estar muy atentos en las inspecciones de riesgo para asegurar, revisar el número bastidor troquelado en el vehículo es imprescindible, debemos tener en cuenta que las etiquetas con el VIN (nº bastidor) son fácilmente falsificables y su objetivo es simplemente facilitar su lectura, lo cual es interesante para labores como la solicitud de información de reparaciones, recambios, etc. Por parte de talleres. Pero el dato fiable que identifica el vehículo es el VIN troquelado en la carrocería, el cual será falsificado por los delincuentes, las formas de falsificarlos puede dar para un capítulo aparte, ya que van desde los métodos más sofisticados con corte, modificación, soldadura, reparación y pintado de la pieza, hasta el simple y habitual 0 que los delincuentes convierten en un 8. Por último recordar que la inmensa mayoría de este tipo de actuaciones se dan en talleres ilegales, los cuales están presentes en España en gran número.

Un saludo y desearos unas felices vacaciones de Semana Santa, con especial precaución para los que se pongan al volante y recordar la importancia de respetar la distancia de seguridad y vigilar el desgaste de los neumáticos, especialmente en días de lluvia como los que parece anuncian para los próximos días.

Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


La Guardia Civil desarticula un grupo criminal especializado en el robo y desguace de vehículos


En el marco de la Operación Fuxion, la Guardia Civil ha detenido a seis hombres, con edades comprendidas entre los 40 y los 57 años, que robaban vehículos de alta gama (del mismo grupo automovilístico y con una antigüedad no superior a los tres años) que después “maquillaban” o desguazaban en talleres clandestinos, para dar salida a los vehículos enteros o por piezas, informa La Voz del Tajo.

El Área de Investigación de la Guardia Civil de Illescas (Toledo) inició la Operación para investigar el incremento de robos de vehículos cometidos en localidades de la Comarca de la Sagra. Esta investigación llevó a la Guardia Civil hasta la localidad de Cedillo del Condado, donde los delincuentes desguazaban los vehículos sustraídos o los “maquillaban”, modificando el número de bastidor y placas de matrícula, así como su documentación para después ponerlos en venta en el mercado nacional e internacional.

La Benemérita comprobó que las piezas de los vehículos tenían como destino un almacén y dos talleres clandestinos ubicados en las localidades madrileñas de Valdemoro, Pinto y Parla. Desde el almacén de Valdemoro enviaban las piezas a Portugal y en los talleres ilegales utilizaban las piezas para montarlas en vehículos que habían sido declarados siniestro, para después ponerlos a la venta.

La Guardia Civil se encontró con un conjunto de personas perfectamente organizadas en grupos de trabajo. En el primero de ellos, actuarían dos o tres personas encargadas de materializar el robo de los vehículos, desactivando los sistemas de seguridad o clonando las llaves originales mediante la obtención de sus códigos de seguridad, para después dejarlos estacionados en calles de distintas localidades para asegurarse que el sistema GPS que pudieran llevar instalado no delatara su destino final, Cedillo del Condado. El resto de los integrantes serían los encargados del despiece o maquillaje de los vehículos.

Una vez cotejada toda la información disponible, la Guardia Civil inicio a la explotación de la operación, realizando el registro de la propiedad ubicada en Cedillo del Condado e inspecciones del almacén y los talleres clandestinos de las localidades madrileñas. Fruto de estas intervenciones, los agentes recuperaron dos vehículos junto con un gran volumen de piezas, todo ello valorado en 150.000 euros, y documentación.

viernes, 16 de marzo de 2018

Semana 11


Buenos días, los incendios provocados ocupan una importante parte de los fraudes al seguro. Hoy hemos recogido una noticia publicada esta semana en un diario balear sobre un incendio que fue apertura de los telediarios allá por el mes de Noviembre debido a la espectacular columna de humo que generó. Según informa la noticia, los agentes de la Guardia Civil que investigan el caso han concluido que el incendio fue provocado, sin tener aún conocimiento de los autores y su finalidad. La labor de investigación de incendios es una práctica habitual entre los peritos de seguros expertos en esta especialidad, en muchos casos la finalidad de los incendios provocados son cobrar indemnizaciones por pólizas contratadas con la garantía de incendio. No presenta una excesiva dificultad determinar que un incendio ha sido provocado, por los restos que dejan los acelerantes utilizados para el inicio y propagación del fuego, ya que suele ser el método más habitual en los incendios provocados. Los peritos de seguros especializados, con ayuda de laboratorios que analizan restos de materiales pueden determinarlo. La parte dificultosa es determinar sobre todo en lo que más importa a las pólizas de seguros implicadas, es quien ha sido el causante, si ha sido el propio asegurado o beneficiario de la póliza no tendría cobertura, pero si lo es un tercero si que tiene cobertura, salvo que se demuestre que la intención era beneficiar a un tercero, es decir, que se trate de un intento de estafa. Por eso esta noticia también sirve de ejemplo de algo que solemos defender en este espacio, los peritos de seguros pueden y deben colaborar con las diferentes policías en casos en los que existan indicios delictivos, que en muchas ocasiones son indicios que parten de las labores profesionales de los peritos de seguros de verificación o de investigación de origen y causas de los siniestros. Lo que el perito de seguros no puede hacer es realizar investigaciones a personas, no olvidemos que la labor pericial es únicamente una labor técnica, por eso este tipo de labores conjuntas resultan eficaces cuando el perito de seguros obtiene indicios de fraude y la policía correspondiente se encarga de realizar la pertinente investigación para determinar los autores y los objetivos que perseguían. Todo ello por supuesto bajo la responsabilidad de la coordinación e implicación de la aseguradora afectada.

Un saludo.

Josu Martínez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El devastador incendio de diez naves del polígono de Marratxí fue intencionado

Las pesquisas confirman la presencia de productos acelerantes, localizan el foco del fuego y descartan un origen accidental

Fuente : Marcos Ollés palma

El devastador incendio declarado en noviembre en el polígono de Marratxí fue intencionado. Las pruebas llevadas a cabo en los laboratorios de la Guardia Civil han confirmado la presencia de acelerantes en la nave donde se inició el fuego, que acabó extendiéndose a otros nueve locales y causó pérdidas millonarias. Los investigadores han conseguido también localizar el punto donde se iniciaron las llamas, en una factoría de serigrafía, y descartar un origen accidental. La Policía Judicial sigue trabajando ahora para aclarar quién y por qué prendió fuego a la nave.

El departamento de Química del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, con sede en Madrid, ha remitido en los últimos días a la Comandancia de Palma los resultados de las pruebas realizadas a las muestras recogidas en los escombros del polígono de Marratxí, según han explicado fuentes policiales. Como sospechaban los agentes encargados de la investigación, el informe refleja la presencia de sustancias acelerantes de la combustión en los restos recogidos en la nave de 3.000 metros cuadrados de la empresa Samarretes Mallorca, donde comenzó el incendio. Las pesquisas han permitido también acotar la zona del recinto donde comenzó el fuego y, al mismo tiempo, descartar que hubiera podido iniciarse por un fallo eléctrico u otra causa accidental. Con estos resultados, la principal hipótesis de la Guardia Civil apunta a que alguien vertió a propósito un producto acelerante en el recinto y le prendió fuego.

Diez naves afectadas

Las llamas fueron detectadas pasada la una de la tarde del pasado 18 de noviembre. Para entonces el fuego se había extendido y avanzaba sin control por las naves situadas en la calle Licorers y el Camí de Muntanya. Una gigantesca columna de humo negro sobre la zona daba cuenta de la magnitud del incendio.

Más de una veintena de bomberos se desplegaron por el polígono para contener el avance de las llamas. El incendio acabó afectando a una decena de naves, que albergaban una panificadora, un taller de vehículos, una carpintería metálica, una distribuidora de productos de souvenir, un almacén de pinturas y disolventes, entre otras. La gran cantidad de materiales inflamables que había en estos negocios dificultó sobremanera el trabajo de los equipos de extinción. Los bomberos emplearon 19 horas para controlar las llamas y no dieron el incendio por extinguido hasta cinco días después. El balance de pérdidas fue millonario: tres naves quedaron completamente destruidas y con el derribo como única solución, y las otras siete resultaron dañadas.

Con el fuego sofocado, comenzó una laboriosa y exhaustiva investigación para intentar esclarecer el origen del incendio. La Policía Judicial de la Guardia Civil recibió refuerzos, con agentes y perros especializados en la detección de sustancias acelerantes llegados desde Madrid y Barcelona. Durante varios días, los especialistas recorrieron los restos de las naves afectadas para intentar dar con el punto exacto donde se iniciaron las llamas y esclarecer su origen. Los técnicos recogieron muestras que fueron remitidas a los laboratorios centrales del instituto armado en Alcalá de Henares (Madrid).
Las pruebas llevadas a cabo con las evidencias recabadas, como la cromatografía de gases, han revelado la presencia de productos acelerantes en las muestras.

Estos resultados, que dejan patente que el incendio fue provocado de forma intencionada, han permitido a la Policía Judicial de la Guardia Civil ahondar en líneas de investigación concretas. Los agentes se entrevistaron en los días siguientes al siniestro con posibles testigos y llevaron a cabo varias diligencias en busca de pruebas sobre lo ocurrido.

Ahora, las pesquisas se centran en intentar averiguar quién está detrás del incendio y qué perseguía pegando fuego a la nave.

lunes, 12 de marzo de 2018

Semana 10


Buenos días, habitualmente las noticias más habituales que divulgamos por este medio relacionadas con el fraude al seguro, son del ramo de vehículos, al tratarse de los fraudes más frecuentes, pero el resto de ramos no son ajenos a este problema. Recientemente se ha publicado un estudio a nivel mundial que afirma que más del 3% de las reclamaciones en seguros de vida son fraudes. El análisis que desprende la noticia sobre el dato, habla por si mismo; los sistemas big data se presentan como una herramienta eficaz y por el contrario las leyes sobre protección de datos suponen y seguirán suponiendo un hándicap en la Lucha Contra el Fraude, especialmente en temas relacionados con la salud, salvo que los reguladores permitan medidas para la detección del fraude.

Un saludo.
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Una de cada 30 reclamaciones en seguros de Vida es fraudulenta


Fuente : Informe global de RGA RE

RGA RE ha publicado los resultados de su estudio sobre el fraude en siniestros de seguros de Vida, basado en una encuesta realizada a sus clientes a nivel mundial, en el que una de las principales conclusiones que se pueden extraer es que 1 de cada 30 reclamaciones son fraudulentas.

Asimismo, se destaca que, para mejorar la detección y mitigación del fraude, los encuestados están divididos: mientras que algunos ven con optimismo el uso de herramientas innovadoras, como el machine learning, otros son más pesimistas porque la regulación sobre Protección de Datos limita mucho la capacidad de las aseguradoras de investigar el fraude.





jueves, 1 de marzo de 2018

Semana 9


Buenos días, un estudio indica que la cultura de la prevención del fraude no está suficientemente extendida en el sector asegurador. Este mismo estudio resalta la importancia de alinear la diligencia en la prestación de servicios con la detección del fraude, solo así se garantiza un resultado positivo en la Lucha Contra el Fraude. La formación de gestores y peritos de seguros es fundamental en estos casos, ya que para que las nuevas aplicaciones big data sean eficaces, necesitan, por un lado personal cualificado en los departamentos de siniestros para filtrar falsos positivos y por otro, peritos de seguros con capacidad para realizar una correcta verificación del siniestro, siempre basada en aspectos técnicos.

Un saludo.
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Solo el 44% de las aseguradoras cuentan con presupuesto asignado a la detención del fraude


¿Es la lucha contra el fraude una prioridad para las aseguradoras? Según Friss, las aseguradoras afirman que la lucha contra el fraude tienen prioridad en su organización. En particular, dentro de los departamentos de siniestros, estos prestan una gran atención a la hora de luchar contra el fraude. Sin embargo, un estudio del que se hace eco la compañía de software, demuestra también que solamente el 44% de las compañías de seguros cuentan con un presupuesto específico para esta cuestión. "Ahora que la concienciación está aumentando, 2018 podría haber llegado el momento de empezar, para no quedarse atrás", afirma.

"Una cultura antifraude es clave para superar estos desafíos. Dicha cultura debe ser promovida por la alta dirección. Deben ponerse en marcha y enaltecer a quienes están haciendo una gran labor en la lucha contra el fraude. Además, deben alinear los indicadores de rendimiento", añade.

Para Friss, los tramitadores de siniestros suelen medirse según la rapidez y la satisfacción del cliente. También tiene el indicador clave de rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés) para descubrir el fraude, cómo lo haga implica que debe hacer preguntas adicionales durante el proceso con el cliente. Esto se contradice con otros KPI. Si los alinea, puede lograr mucho, detallan.

Las formaciones que se imparten a los empleados de toda la organización, por ejemplo, sobre cómo reconocer un posible fraude, tampoco son práctica habitual. Los departamentos de siniestros, los departamentos de suscripciones y las unidades especiales de investigación también deben estimularse. Cuanto menor sea el compromiso en la lucha contra el fraude, más vulnerables serán los aseguradores para que los defraudadores potenciales pasen a formar parte de la cartera.

"Un mayor compromiso y más habilidades de detección de fraude contribuyen a una estrategia con la cual se puede prevenir el fraude, en lugar de tener que resolverlo ya dentro de las carteras de seguros. La formación también estimulará las comunicaciones cruzadas entre departamentos, que ayudan a difundir el aprendizaje en la organización", concluye la compañía.


viernes, 23 de febrero de 2018

Semana 8

Buenos días, la pasada semana comentábamos que en contra de una opinión muy extendida, España no es el país más fraudulento de la CE. Muy al contrario, podemos afirmar que estaríamos en la cola del fraude en Europa, otros países con una larga trayectoria aseguradora como Reino Unido, Italia o Francia sufren este problema de forma más severa. El análisis de los motivos sería muy interesante y digno de abordarse en futuro. Otro dato muy a tener en cuenta es el descenso en el porcentaje de conductores que justifican a aquellos que comenten fraude al seguro, bajando del 35% en 2016 al 26% en 2017 y esto sin campañas específicas por parte de las aseguradoras y su patronal, lo cual da que pensar que probablemente se deba a cierto hartazgo social sobre los engaños y estafas en general.

Un saludo.

Josu Martínez.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No somos los más tramposos

Un estudio señala que en España el porcentaje de intentos de engañar a las aseguradoras es menor que en el Reino Unido, Francia e Italia

Fuente : Tiempo Seguro redacción

Un reciente estudio revela que los conductores españoles son más honestos que los de Reino Unido, Italia y Francia. Según una encuesta realizada por Línea Directa, el 2,9% de los conductores consultados admitió haber intentado estafar en alguna ocasión a su aseguradora. Esto significa un descenso de un punto porcentual respecto a 2016, cuando un 3,9% confesaron haber intentado el fraude. Pero lo que más llama la atención es que este porcentaje es menor que en los principales países europeos, ya que el porcentaje de asegurados que intentan engañar es del 4,3% en el Reino Unido, del 4% en Italia y del 3,9% en Francia. Otro dato esperanzador es que desciende el porcentaje de apoyo al fraude: en 2016 un 35% justificaba a aquellos que intentan hacer trampas ante la compañía. En 2017 la cifra desciende hasta el 26%.

jueves, 15 de febrero de 2018

Semana 7

Buenos días, en lo que llevamos de año ha sido habitual que publiquemos noticias relacionadas con el fraude profesional, especialmente el realizado por bandas organizadas. Esta semana seleccionamos una vez más una noticia que hace referencia al fraude profesional más habitual en los últimos tiempos y que lamentablemente se encuentra lejos de ser solucionado, nos referimos a los siniestros provocados o en otros casos simulados para estafar a las aseguradoras mediante reclamaciones de daños materiales y muy especialmente por daños corporales. La noticia de hoy hace mención a la existencia de bandas organizadas que utilizan las rotondas como lugar ideal para cometer sus fraudes mediante siniestros provocados. Son especialistas en aprovechar los descuidos en la preferencia de paso de otros conductores y de la falta de conocimiento de la manera correcta de circular en rotondas de otros conductores. Los rotonderos como se les denomina en la noticia también fingen siniestros de tráfico utilizando vehículos siniestrados con anterioridad. Los sistemas big data, la experiencia y conocimientos de los gestores de las aseguradoras, con ayuda de los peritos de seguros, son la fórmula más eficaz en la lucha contra este tipo de fraudes. Aunque existen factores que no favorecen su detección y erradicación, como la comprensión y justificación de muchos conductores con este tipo de práctica, que en algunos estudios cifran hasta en un 20% de personas. Como veremos en próximas semanas, el problema del fraude en Europa no es menor que en España, las cifras que publicaremos así lo demostrarán. Otro factor que no resulta favorable en la lucha contra el fraude es precisamente al que nos referíamos la semana pasada, cuando mencionábamos la falta sentencias condenatorias y cuando ocurren, la falta de contundencia. La noticia publicada hoy hace también referencia a ello cuando afirma que ninguno de los jueces que dicta sentencias condenatorias considera que sean casos de organización criminal. Parece que este hecho junto a la escaso volumen de denuncias de las aseguradoras hace que para las bandas organizadas sea un negocio lucrativo y seguro, razón por la que en muchos casos se trate de bandas dedicadas a otro tipo de actos delictivos, que en los últimos años se ha ido pasando a la estafa a aseguradoras.

Un saludo.

Josu Martínez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las mafias de las rotondas: embestir coches de ancianos y cobrar el seguro

El fraude más común entre las bandas mafiosas dedicadas a la estafa de las compañías aseguradoras ha sido el de los 'rotonderos'. Se han estafado más de 830 millones de euros

Fuente : El Confidencial

En España hay 400 'mafias' que se dedican a amañar accidentes de tráfico para cobrar de manera fraudulenta el seguro. Cada una está compuesta por una decena de personas con sus propios cabecillas, ya que generalmente se trata de clanes familiares. Se dedican, además de a otras actividades ilícitas, al “fraude carrusel”, que consiste en estafar a distintas compañías. De cada 100 siniestros de los que se da parte, seis son falsos. Una realidad que supone más de 830 millones de euros. El perfil de esta clase de delincuente es el de un varón entre 18 y 24 años parado o con un trabajo muy precario.

En el último año han proliferado los 'rotonderos'. Lo que hacen es meterse en el tráfico circular por el carril exterior cuando ya se ha observado que alguien está dentro y forzar la colisión. La preferencia en estos espacios es de quien va por fuera y en teoría hay que trazar la rotonda de ese modo, aunque cualquier conductor sabe que nadie procede de esa manera. Después, si se consigue fingir algún daño corporal, mejor. “Son más aficionados que antes y muchas veces tienen dificultades económicas en ese momento. El 70% de los casos se destapa gracias a los detectives de los seguros”, asegura el criminólogo J.A.C.. La mayoría de las veces eligen a una víctima dubitativa, en muchas ocasiones de edad avanzada.

Cuando veían la oportunidad, aceleraban y conseguían un choque controlado en el que el responsable era la víctima.

Las familias granadinas dedicadas a este asunto afectaron a más de 40 vehículos a lo largo de casi todo un año. Siempre se repetían los mismos implicados. Las indemnizaciones que cobraron sumaron más de 300.000 euros. Sus víctimas eran personas mayores o temerosas que iban despacio por la rotonda. Cuando veían la oportunidad aceleraban y conseguían un choque controlado del que el responsable era la víctima. El truco era evitar a los agentes locales y firmar un parte amistoso que, una vez elevado a la compañía, incluía daños físicos personales. Pero fueron precisamente esos agentes que trataban de evitar los que sospecharon de tanta regularidad. Además, los implicados, vecinos de Fuente Vaqueros, también tenían otros asuntos pendientes con la Justicia. La policía local de Granada ya ha avisado de que mantiene un dispositivo especial para controlar este tipo de actos.

Todos familiares

El mismo método siguió, este mismo año, otra banda en Vigo. Un total de 11 personas han acabado en el banquillo, todas ellas familia, con una petición fiscal de 23 años de cárcel. Cuando declararon en el juicio, varias de las acusadas sufrieron un repentino ataque de amnesia: “No recordamos nada”. En esa misma ciudad, otros siete acusados fueron condenados a penas leves por hacer el mismo truco. En este caso simulaban las lesiones hasta que obtenían el parte médico. En una de las ocasiones, percibieron una indemnización de 1.500 euros por supuestos daños en un brazo que nunca se habían producido. La mayor pena impuesta a este grupo fue al conductor, a quien se le impuso un castigo de dos años de prisión.

Pero los 'rotonderos' no son los únicos estafadores. También se han demostrado fraudes masivos en talleres o incluso simulando atropellos a peatones. Esta última trama se desarrolló en Sevilla y hubo al menos 20 siniestros con ese 'modus operandi'. El estafador a veces hacía de conductor y otras de viandante arrollado.

El 20% de todas las personas encuestadas justificaron estos timos e incluso manifestaron que los pondrían en práctica.

En el estudio que ha elaborado Línea Directa uno de los datos más llamativos y preocupantes es que el 20% de todas las personas encuestadas justificaron estos timos e incluso manifestaron que los pondrían en práctica si supieran que no les iban a sorprender. Las personas ligadas a estas bandas organizadas para estafar a los seguros suelen estar vinculadas a otro tipo de delitos y son peligrosas y violentas. No solo simulan los siniestros, sino que muchas veces los provocan, teniendo que contar con el riesgo de implicar a personas inocentes en los mismos.

Aunque ninguno de los jueces que han tratado estos temas ha calificado a las bandas de 'organización criminal', técnicamente se arriesgan a ser encuadrados en esa tipología, puesto que se trata de “más de dos personas que de manera coordinada se reparten diversas funciones con el fin de cometer delitos”.


jueves, 8 de febrero de 2018

Semana 6

Buenos días, una vez más las estafas cometidas a diferentes aseguradoras por una banda organizada ha sido noticia esta semana. Provocaban siniestros de tráfico y no tenían reparo en hacerlo en ocasiones con menores como ocupantes de los vehículos, los condenados reclamaban daños materiales y personales en los fraudes demostrados. En esta ocasión las aseguradoras estafadas se personaron en los juicios, aspecto necesario para que se juzgue a los acusados. Pero en la noticia y sobre todo en la condena, se echa en falta que se llame a las cosas por su nombre; si unas personas se ponen de acuerdo y de forma organizada comenten repetidamente un delito de estafa e incluso contra la seguridad vial, tiene un nombre muy claro: organización criminal. Será que las penas en caso de ser considerada organización criminal son muy superiores?
Una vez más la labor del perito de seguros ha sido determinante en la detección del fraude.

Un saludo.

Josu Martínez.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Un clan de Nazaret causaba accidentes con niños dentro de los coches para estafar al seguro

La Audiencia de Valencia condena a tres años de prisión al cabecilla del grupo y a su mujer por provocar 12 siniestros y cobrar indemnizaciones

Fuente : JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA



Una ardua investigación de la Policía Local de Valencia ha posibilitado el procesamiento y la condena de un grupo de personas que causaban accidentes de tráfico, hasta con niños de corta edad dentro de los coches, para estafar a compañías de seguros. Las sospechas de un perito que inspeccionó varios de los vehículos siniestrados y los continuos choques de un Citroën C4, que siempre conducía el mismo individuo, pusieron al descubierto los hechos delictivos cometidos entre los años 2010 y 2014.

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a 11 miembros de este clan de Nazaret, todos ellos de etnia gitana, a penas que oscilan entre seis meses y tres años de prisión por provocar hasta 12 accidentes de tráfico en las calles de Valencia y fingir también lesiones para estafar a cuatro compañías de seguros.

Los individuos procesados cobraron las indemnizaciones y luego entregaron parte del dinero al cabecilla del grupo y su esposa, J.J. R. T. y D. M. M., que aceptaron una pena de tres años y nueve meses de prisión por un delito continuado de estafa y otro de estafa procesal.

Los condenados tendrán que devolver los 36.600 euros que estafaron a las compañías de seguros El cabecilla del grupo se quedaba con parte de las indemnizaciones que cobraban los procesados

Además, las once personas condenadas deberán pagar las costas procesales y tendrán que devolver los 36.600 euros que cobraron por las indemnizaciones de los seguros, según la sentencia de conformidad dictada por el tribunal. Las cuatro compañías afectadas por las estafas, Línea Directa, Axa, Mapfre y Allianz, se personaron en la causa como acusación particular.

El primero de los siniestros intencionados tuvo lugar el 5 de abril de 2010, cuando el Citroën C4 que conducía J.J.R. colisionó contra un Renault Mégane. El estafador provocó el accidente en Valencia, con su mujer y sus tres hijos menores dentro del vehículo, para luego reclamar una indemnización de 7.800 euros al conductor del otro coche.

En el juicio, J.J.R. declaró que él y los tres niños habían sufrido lesiones y el hombre que iba al volante del Renault Mégane fue condenado por una falta de imprudencia.

El cabecilla del grupo también cambió de carril de forma brusca en la avenida de Baleares y frenó en tres rotondas en La Punta y el camino de las Moreras para provocar otros accidentes, según la investigación que realizó un inspector y un agente de la Séptima Unidad de la Policía Local de Valencia.

La hija de cinco años del estafador viajaba en el Citroën C4 cuando causó uno de estos siniestros. También simuló haber atropellado a A.P.G., una de las tres personas condenadas a un año y nueve meses de prisión. En otra ocasión, J.J.R. reclamó dinero por falsas lesiones a dos compañías diferentes.

viernes, 2 de febrero de 2018

Semana 5

Buenos días, no se trata de una noticia como las que normalmente comentamos en este espacio, pero es un caso que se repite en muchas ocasiones, tratándose de una disparidad de versiones en las que la responsabilidad del siniestro no queda clara, a pesar de existir un atestado de la Guardia Civil de Tráfico. En este caso existe un aspecto que tiene similitud con la verificación de un siniestro con indicio de fraude, se trata de dejar de manifiesto la importancia de una correcta verificación de los vehículos implicados en un siniestro. Un pequeño detalle como una ligera transferencia de pintura de un vehículo en el otro, puede ser una prueba de la existencia de un impacto. Los departamentos de investigación de accidentes de tráfico de las diferentes policías del Estado están muy preparadas, al contar con personal altamente cualificado y con modernos medios técnicos. Existen peritos de seguros también muy preparados para la realización de Reconstrucciones de Accidentes de Tráfico que en ocasiones pueden aportar datos y conclusiones que pueden servir de utilidad a estos departamentos de policía, así mismo los peritos de seguros de automóviles son expertos en siniestros de tráfico, dominando no solo la reparabilidad de los vehículos, sino las circunstancias que concurren en cada siniestro, acostumbrados a verificar vehículos implicados en los siniestros y a determinar sobre las causas y circunstancias de estos, por lo que también pueden aportar en muchas ocasiones datos técnicos que pueden servir de ayuda a juzgados y policías. Desde este espacio defendemos la conveniencia que peritos de seguros de automóviles colaboren con policías y juzgados en la resolución de siniestros.

Un saludo.
Josu Martínez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Batalla Científica por un Accidente

Enfrentamiento entre peritos por la implicación de un conductor en la muerte de un motorista en Inca.
La fiscalía pide dos años de cárcel para un hombre por supuestamente saltarse un stop y provocar un siniestro mortal, contra el criterio de la Guardia Civil de Tráfico. Pequeñas marcas de pintura analizadas en laboratorio y complejos cálculos físicos y matemáticos para determinar las velocidades centran el juicio.


Fuente: Marcos ollés palma 30.01.2018


El juicio por la implicación de un conductor en la muerte de un motorista acabó ayer convertido en un debate científico. Unas manchas de pintura analizadas en laboratorio y los cálculos físicos y matemáticos para determinar las velocidades enfrentaron a los peritos de la fiscalía y la acusación particular con el de la defensa. Unos sostienen que el acusado se saltó un stop y provocó la caída de la víctima tras un leve roce; el otro, como la Guardia Civil de Tráfico, que el motorista iba demasiado rápido y sufrió una caída casual. La fiscalía avala la tesis del homicidio imprudente y pide una pena de dos años de cárcel y otros tantos de retirada del carné para el conductor del coche.

El siniestro se produjo hacia las nueve y cuarto de la noche del 7 de marzo de 2013, en el kilómetro 2,4 de la carretera que une Inca y Llubí. G.P., de 34 años, iba a los mandos de una potente Triumph 675 cuando perdió el control de la motocicleta, cayó al suelo y se estrelló en una curva contra una valla de seguridad y un muro. Murió casi en el acto.

Es lo poco en lo que coinciden las partes. El acusado ratificó ayer su versión: circulaba con su coche, un Renault 4 de 30 años, cuando el motorista le adelantó a gran velocidad -unos 160 por hora– y, al llegar a la curva sufrió una caída. Con una rápida maniobra, logró no pasarle por encima y se detuvo para alertar a los servicios de emergencias. El hombre negó haberse saltado una señal de stop al salir de un camino. En ningún momento colisionó con el motorista, según afirmó.

La Guardia Civil de Tráfico llegó a la misma conclusión cuando investigó el siniestro. Entonces no existía ninguna sospecha sobre el conductor del coche, aparentemente un mero testigo que no fue sometido a la prueba de alcoholemia. Siete agentes se mostraron ayer convencidos de que no hubo otros vehículos implicados en el accidente. "El motorista iba a una velocidad inadecuada. No trazó bien la curva y se salió. Esa moto, que tenía la quinta marcha puesta, puede alcanzar los 210 kilómetros por hora. Si hubiera chocado con el coche no habría podido mantener el control", aseguraron los guardias durante el juicio.

La investigación dio un giro al descubrirse, meses después, unas manchas de pintura roja en una de las ruedas de la moto. El vehículo ya no estaba entonces bajo custodia judicial. El Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil tomó unas muestras para compararlas con las del Renault 4, encontrando además un impacto ya reparado en la carrocería. Unas pruebas que los agentes de Tráfico no habían considerado relevantes, como ellos mismos admitieron ayer. Los técnicos de Criminalística y un equipo de peritos externos llevaron a cabo pruebas de laboratorio y llegaron a la misma conclusión. La pintura de la moto tenía "la misma naturaleza química" que la de la parte inferior del coche.

La fiscalía, la acusación particular y la defensa encargaron entonces sendos informes periciales, cuyos autores debatieron en el juicio sus conclusiones enfrentadas. Quienes apuntan a la implicación del conductor del conductor del coche consideran "físicamente imposible" la tesis de la Guardia Civil de Tráfico. Estos especialistas, basándose en complejos cálculos físicos y matemáticos, sostiene que el motorista iba a entre 55 y 72 kilómetros por hora. "Si hubiera ido a 160, habría salido despedido cientos de metros", dijo uno de los expertos.

Ambos sostienen que el conductor del Renault 4 se incorporó a la carretera sin mirar a su derecha, provocando un "contacto mínimo" –de ahí la transferencia de pintura entre vehículos– con el motorista y haciéndole perder el control.

El especialista contratado por la defensa, por su parte, rechaza estas conclusiones. Según su estudio, la moto iba a 111 kilómetros por hora y no hubo ninguna colisión antes de la caída. La pintura, según este perito, pudo acabar en la rueda de moto cuando el coche la rozó al pasar junto al lugar donde cayó el motorista.

viernes, 26 de enero de 2018

Semana 4

Buenos días, diversos estudios publicados en las últimas fechas están poniendo de manifiesto la proliferación de fraudes consistentes en falsos siniestro de tráfico y en siniestros provocados realizados por grupos organizados. Este tipo de fraude generalmente afecta no solo al ramo de automóviles, sino también al de daños personales. Desde hace varios años se ha detectado un aumento constante y por lo visto en la entrada del presente año, el 2018 sufrirá un especial aumento de casos. En este tipo de fraude los sistemas informáticos de detección son muy importantes y la intervención del perito de seguros resulta vital, ya que es precisamente el perito de seguros el que posee los conocimientos técnicos necesarios para confirmar si existe o no compatibilidad entre los daños de los vehículos implicados. El modus operandi más habitual lo conocemos, compra de vehículos siniestrados para colocarlos en una vía de poco tránsito haciendo parecer que ha existido el siniestro, avisando en ocasiones a la policía local cuando es en un término municipal o a la autoridad de tráfico correspondiente cuando se trata de una vía interurbana para que levanten atestado. Aquí es donde la labor del perito de seguros es fundamental para establecer la corresponsabilidad de los daños. El otro método es utilizar uno o ambos vehículos comprados muy baratos en el mercado de ocasión y siniestrarlos en una vía poco frecuentada, como el caso de la noticia hoy publicada. En este último caso la detección a través del perito de seguros es mucho más difícil, ya que el siniestro ha ocurrido realmente. En estos casos la figura del perito médico y del experto en biomecánica son fundamentales. La utilización de vehículos de alquiler también se repite en muchos fraudes. A pesar de los avances en la Lucha Contra el Fraude en este tipo de casos, se sigue evidenciando la falta de denuncias de las aseguradoras, retirando en muchos casos la denuncia o no personándose en los juicios en muchas ocasiones cuando resuelven satisfactoriamente el caso. También por parte de los tribunales se aprecia falta de contundencia, principalmente en los casos de fraude organizado. Esta situación no ayuda a la reducción del problema, al contrario.

Un saludo.

Josu Martínez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Detenidos cuatro amigos por simular un accidente de tráfico para estafar a compañías aseguradoras

El plan era reproducir una colisión lateral empotrando uno de los vehículos contra el otro, repartiéndose dos amigos en cada vehículo


Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas, tres de ellos de nacionalidad española y otro de Ghana, con edades comprendidas entre los 21 y los 28 años de edad, por un presunto delito de estafa y falsedad documental a través de simulación de un accidente de tráfico en el municipio de Cartagena.

Para ello urdieron un plan, usando dos vehículos, uno de ellos de alquiler y escogieron un cruce del barrio de la Concepción, sin semáforo, según informan fuentes policiales.
La investigación comenzó a mediados del mes de diciembre cuando un ciudadano presenció unas maniobras extrañas, anteriores, a que se produjera un siniestro de circulación, alertando de ello a la Policía Local de Cartagena.

La Policía Local tras ver que podría tratarse de un ilícito penal dio cuenta de los hechos a la Policía Nacional para que procediera a la investigación de los hechos acaecidos.

Accidente orquestado

Tras la investigación llevada a cabo, se constató, que el accidente había sido orquestado por los partícipes, buscando un lugar propicio para ello; siendo una intersección sin semáforo donde es habitual que sucedan este tipo de accidentes.

El plan era reproducir una colisión lateral empotrando uno de los vehículos contra el otro, repartiéndose dos amigos en cada vehículo, según indican las mismas fuentes en comunicado de prensa.

De los dos turismos uno era propiedad de uno de los partícipes y el otro de alquiler. El primero de ellos fue declarado siniestro total y el segundo sufrió unos daños valorados en 7.000 euros. Toda la escenografía quedo grabada por las cámaras de seguridad de un local adyacente.

Los agentes de la Policía Nacional pudieron visionar como disponían los vehículos en calles perpendiculares y se coordinaban para el momento del impacto. Dando, uno de los vehículos, marcha atrás para coger velocidad mientras el otro le pide, de forma gestual, cautela.

Los investigadores han procedido al arresto de los cuatro implicados con edades comprendidas entre los 21 y 28 años de edad y vecinos de Cartagena.

Dicha estafa ha sido informada a las compañías aseguradoras quedando por tanto frustrado el objeto monetario pretendido por los detenidos.

El operativo policial fue llevado a cabo por los Agentes de la Comisaría de Cartagena de la Jefatura Superior de Policía Nacional de la Región de Murcia

viernes, 19 de enero de 2018

Semana 3

Buenos días, uno de los tipos de fraude más doloroso para las aseguradoras, es el denominado fraude interno, el que comente un empleado o colaborador. A pesar de ser el fraude más esporádico de los que se realizan a las aseguradoras, digo que es el más doloroso porque lo realiza alguien al que la aseguradora le ha dado su confianza y por el contrario el empleado o colaborador se aprovecha de ella y de los conocimientos sobre el funcionamiento de su trabajo para cometer un delito de estafa. En la noticia publicada hoy se trata de un gestor de una aseguradora que conociendo los límites de control de la aseguradora, manipulaba las resoluciones de la tramitación de un tipo de siniestros para burlar dichos controles, consiguiéndolo durante 12 años.

Un saludo.

Josu Martínez.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Audiencia de A Coruña condena a un tramitador de siniestros a 2 años de cárcel por estafa

La Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha condenado a dos años de prisión y multa de 2.100 euros a un tramitador de siniestros por un delito continuado de estafa cometido contra Groupama, la empresa de seguros para la que trabajaba, según informa El Correo Gallego. También le condena a devolver los más de 170.000 euros apropiados.

Resumen de los hechos

Según la sentencia  a la que ha tenido acceso Europa Press, J.A.A.Q. trabajaba desde el 1 de enero de 1998 como tramitador de siniestros en una oficina con sede en A Coruña tramitando con Groupama los siniestros de sus clientes "controlando su tramitación, tanto respecto a la sanidad de los asegurados en caso de lesiones -si las hubiera- como de los daños materiales".

Así, gestionaba personalmente las indemnizaciones que por dichos siniestros se le reclamaban, "negociando él mismo con los perjudicados en base a las facturas, informes médicos y periciales que procediese, los importes que Groupama tenía que abonar", añade la sentencia. Las cantidades eran siempre inferiores a 3.000 euros con el fin de dificultar los controles que establecía la compañía para la que trabajaba.

La sentencia detalla que J.A.A.Q. , desde 1999 hasta el año 2011, alteró hasta un total de 64 expedientes de siniestros.  Además, en el fallo se destaca que el encausado "manipulaba los expedientes en la mayoría de los casos, abriendo nuevamente los que ya constaban cerrados y al abrirlo solicitaba con cargo al mismo un pago a nombre de un beneficiario falso y que ninguna relación guardaba con las personas declaradas en el siniestro o que hubieran intervenido o resultado perjudicadas". Además, asignaba "un DNI que tampoco se correspondía con la persona que se designaba como beneficiario, ni a ninguna otra con ese nombre, a fin de que los registros informáticos no detectaran coincidencias en la manipulación".

viernes, 12 de enero de 2018

Semana 2

Buenos días, este año continuaremos incidiendo en uno de los fraudes que lejos de solucionarse, va creciendo de forma exponencial, se trata de los falsos siniestros de tráfico realizado por bandas profesionales. Se ha demostrado que un grupo organizado en Valencia, estafó por lo menos a seis aseguradoras. Como venimos alertando siempre, los fraudes profesionales son más difíciles de detectar, conocen el funcionamiento de las aseguradoras, ya que son asesorados por personas que conocen el sector asegurador o bien en ocasiones trabajan directamente en el sector, en este caso un guardia civil y un taller se bastaron para liderar las operaciones de asegurar vehículos siniestrados o en otros casos prepararlos en el taller con piezas dañadas, consiguiendo burlar las inspecciones de riesgo previas al aseguramiento y engañando incluso a los peritos de las aseguradoras.
No hay fórmulas mágicas para luchar contra este tipo de fraude, mejorar la prevención del fraude, continuar avanzando en sistemas informáticos específicos (big data) y por supuesto contar con equipos profesionales que cuenten con conocimientos, experiencia y actitud en la detección del fraude.

Un saludo.

Josu Martínez.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Siete condenados por simular accidentes de tráfico para estafar a compañías de seguros

Un guardia civil y su mujer se encuentran entre los miembros del grupo familiar que obtuvo 153.000 euros con los falsos siniestros


Fuente : LAS PROVINCIAS
J. MARTÍNEZ/A. RALLO Miércoles, 10 enero 2018

Valencia. Siete procesados por un delito continuado de estafa, entre ellos un guardia civil y su mujer, aceptaron ayer una pena de seis meses de prisión y una multa de 540 euros tras reconocer que simularon 11 accidentes de tráfico para reclamar indemnizaciones a seis compañías de seguros.

El acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes evitó que se celebrara el juicio ante el tribunal de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia. Los acusados lograron de esta forma una reducción de pena, ya que el fiscal solicitaba cuatro años de cárcel para cada uno de ellos. La sentencia aplica las atenuantes de dilaciones indebidas y reparación de daños después de que los procesados hayan devuelto parte de los 153.000 euros que estafaron.
Según los hechos reconocidos por los acusados y probados por la investigación de la Guardia Civil, las siete personas se pusieron de acuerdo para simular los accidentes de tráfico «con ánimo de obtener un lucro patrimonial ilícito». El grupo ideó la manera de obtener ingresos mediante la adquisición de vehículos que habían sufrido un accidente -con la indemnización ya cobrada por el dueño del coche en algunas ocasiones- para luego trasladarlos a un taller de Benaguasil y transferirlos a otras personas, todas con estrechas relaciones familiares.

Seis compañías afectadas

En este establecimiento de mecánica del automóvil, cuyo propietario es uno de los condenados, colocaban piezas de vehículos accidentados en coches que supuestamente tenían intención de reparar tras asegurarlos en una compañía. El último paso del plan delictivo era declarar un siniestro que nunca había tenido lugar para cobrar el dinero de las indemnizaciones. Así, el grupo logró engañar a los peritos de las compañías Mutua Madrileña, Zurich, Fénix Directo, Mapfre, Pelayo y Catalana Occidente.
Una ardua investigación de la Guardia Civil posibilitó la identificación y el procesamiento de todos los implicados. Los hechos delictivos tuvieron lugar entre los años 2011 y 2013. El grupo familiar actuó de forma organizada para estafar un total de 153.000 euros a las seis compañías aseguradoras.
El guardia civil se encargaba de comprar los vehículos accidentados, la mayoría de ellos de alta gama como Mercedes, BMW o Alfa Romeo, y su mujer declaró dos siniestros falsos con el Mini Cooper que aseguró en la compañía Mutua Madrileña.
Según informaron fuentes jurídicas, los procesados ya han devuelto parte del dinero que obtuvieron de forma ilícita y se han comprometido a restituir el resto. Esto motivó la aplicación de una de las atenuantes para rebajar la pena de prisión. Ninguno de los condenados ingresará en la cárcel porque carecen de antecedentes penales.

lunes, 8 de enero de 2018

Semana 1

Buenos días, iniciamos un nuevo año con la intención de continuar divulgando la actualidad del fraude al seguro mediante el análisis de artículos publicados. Arrancamos por tanto este primer blog del 2018 intentando situar el fraude al seguro en España comparándolo con los datos europeos, para ello hemos seleccionado un extracto del curso de Lucha Contra el Fraude para peritos de seguros de automóviles organizado por el CEAPS, Centro de Estudios de APCAS (Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías), celebrado este pasado año. Se trata de datos publicados por Insurance Europe (Asociación Europea de Entidades Aseguradoras), en el que afirman que hasta un 10% de las reclamaciones cursadas a las aseguradoras en Europa pueden ser fraudulentas. Si tenemos en cuenta que en España se estima que los siniestros fraudulentos oscilan entre el casi 2% hasta un 6%, dependiendo de las diversas fuentes que realizan los estudios, nos encontramos que se desmonta esa creencia existente en el mercado asegurador en el que se piensa que en España el fraude y la picaresca abunda en mayor medida que en el resto de Europa. Más bien nos encontramos que realmente los datos son al contrario, en España hay mucho menos fraude que en Europa. Podrían surgir opiniones que consideren que en España se detecta menos fraude que en el resto de países europeos. Sobre esta cuestión a lo largo del año analizaremos y trataremos con datos los aspectos que nos ayuden a generar una opinión más argumentada.

Un saludo.
Josu Martínez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

EN EUROPA. (Por Insurance Europe)

 El impacto del fraude de seguros 

¿Cuál es la escala y el impacto del fraude?
El alcance del fraude de seguros varía de un país a otro. Detectado y no detectado.
Se estima que el fraude representa hasta un 10% del total de los gastos de reclamaciones en Europa. Esta cifra varía entre los países y las clases de seguro debido a una serie de factores, tales como el funcionamiento del mercado o la prevalencia local de un tipo de seguro.
El enfoque para identificar el fraude de seguros también difiere entre los países europeos. En algunos países, se hace hincapié en el establecimiento de fraudes detectados y no detectados, mientras que otros países se centran en la reducción de la cantidad de fraude conocido.
No obstante, el objetivo sigue siendo el mismo: determinar en qué medida las iniciativas de lucha contra el fraude son exitosas y si se requieren nuevas iniciativas.