viernes, 18 de mayo de 2018

Semana 20


Buenos días, una de las conclusiones del informe de ICEA que comentábamos la semana pasada es el considerable aumento que se ha producido el pasado año del fraude ocasional de pequeño importe y los fraudes organizados. En este último tipo de fraude son los siniestros de circulación provocados los que copan la inmensa mayoría de casos. Hemos observado que hay algunas circunstancias habituales en este tipo de montajes: Se suelen producir en zonas apartadas, poco transitadas, mal iluminadas, polígonos industriales en muchos casos. En unas ocasiones se utilizan vehículos ya siniestrados en diferentes ocasiones, colocándolos en la vía como si hubiera tenido el siniestro en ese momento y los estafadores llaman a alguna autoridad para que levante atestado. En otros casos utilizan vehículos adquiridos a bajo coste, por tener averías mecánicas que permitan circular o vehículos antiguos con mucho kilometraje y mal estado de uso, siniestrándolos realmente en los lugares que acabamos de comentar, con pocos testigos, ya que uno de los vehículos, normalmente en el que dirán los estafadores que se han lesionado, se encontrará sin ocupantes en el momento en el que el otro vehículo le colisiona, normalmente por alcance, aunque en otros casos también se producen embestidas perpendiculares. Otra característica muy habitual es la utilización de un vehículo de alquiler en este tipo de siniestros provocados y la también posterior llamada a una autoridad para su pertinente atestado, asistencia médica, etc.

Un saludo
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Condenados por provocar un accidente de tráfico para cobrar una indemnización


Fuente: NOTICIAS DE SEGUROS

El Juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid ha condenado a 7 personas por provocar un accidente de tráfico con el objetivo de percibir de sus aseguradoras las correspondientes indemnizaciones por daños personales y materiales.

Estas siete personas han sido condenadas a seis meses de multa, con una cuota diaria de 2 euros, por simulación de delito a otra multa de igual cuantía por un delito de daños  y a tres meses de prisión por delito de estafa en grado de tentativa junto con su inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante la condena, aunque se sustituye automáticamente por otros seis meses de multa a razón de dos euros diarios.

Además, los condenados deberán indemnizar conjunta y solidariamente a la empresa de alquiler (uno de los vehículo era alquilado) y a las dos aseguradoras afectadas por los gastos ocasionados. También tendrá que abonar las costas del procedimiento judicial.

Los hechos ocurrieron el 5 de noviembre de 2013 a las 21.30 horas en una calle del barrio vallisoletano de La Victoria, en una zona con poca iluminación y a una hora a la que no existía actividad laboral. Acordaron que el turismo alquilado, conducido por uno de los acusados y que llevaba como ocupantes a otros dos, chocase contra el otro vehículo en el que viajaban los cuatro acusados restantes. 

viernes, 11 de mayo de 2018

Semana 19


Buenos días, volviendo a los datos aportados por ICEA en la reciente presentación del concurso sectorial de fraudes al seguro, hoy resaltamos una noticia plagada de datos, uno importante es el continuo intento de fraude al seguro, uno por minuto que supone 50.000 euros por hora en cifras. Resaltar los 48 euros obtenidos de ahorro por cada euro invertido, lo que demuestra y justifica la inversión de las aseguradoras en la verificación de siniestros.
Cabe destacar un aspecto importante, el aumento en los últimos 10 años del fraude de importe bajo. Ese fraude silencioso, de bajo importe que por si solo no genera alarma por tratarse de reclamaciones pequeñas, pero que son muchas y al final de año hace que supongan la mayor parte de las cantidades defraudadas, ese tipo de siniestro es el que normalmente trabaja el perito de seguros y en el que su labor es fundamental en la detección, verificación y conclusión. Este aumento paulatino también viene a demostrar un escaso éxito en la política preventiva de las aseguradoras. La prevención es algo que resulta fundamental en la lucha contra el fraude y se demuestra deficiente en general entre las aseguradoras. No podemos olvidarnos también del aumento del fraude organizado, principalmente en falsos robos en la especialidad de diversos y de falsas lesiones en las pólizas de automóviles.
El artículo finaliza con un resumen del tipo de fraude más habitual por especialidades, en autos la reclamación desproporcionada, en diversos el siniestro simulado y en salud la ocultación de lesiones y el daño preexistente.

Un saludo
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Cada minuto en España una persona intenta defraudar a su compañía de seguros


En España, cada minuto una persona trata de defraudar a su compañía de seguros, lo que viene a suponer el sueldo medio anual de dos trabajadores, es decir, unos 50.000 euros por hora. El fraude supone, además, no sólo importantes pérdidas para las compañías sino también para el resto de los asegurados "que pagan una media de 20 euros más en sus pólizas por culpa de los defraudadores", afirmó el coordinador de Políticas contra el Fraude de Unespa, Miguel Ángel Vázquez, durante la presentación de los galardonados en el 'XXIV Concurso sectorial de detección de fraudes'.
Vázquez aprovechó la ocasión para agradecer públicamente el compromiso de las compañías y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en su continua lucha contra el fraude.
Sobre las compañías quiso hacer mención especial a la profesionalización de las personas que se dedican a esto que se "fijan en los pequeños detalles", claves para detectar la estafa. También reconoció que en los últimos años se ha avanzado mucho en este campo gracias a la ayuda de la tecnología. "Hoy en día se puede obtener mucha información del ordenador de un coche igual que de una alarma de incendios" que sin duda ayuda a los profesionales de la investigación del fraude.
De cara al futuro, Miguel Ángel Vázquez, considera que el fraude continuará muy ligado a la digitalización, aunque por un lado ayudará a los investigadores, pero por otro también abrirá oportunidades a los defraudadores. "Aunque yo soy optimista y creo que beneficiará más a los primeros", dijo.

Por cada euro invertido en lucha contra el fraude, se recuperan 48
Por cada euro que las compañías de seguros dedican a la lucha contra el fraude, recuperan 48,10. Esta es una de las conclusiones que arroja el informe 'El fraude al seguro español. Año 2017' que acaba de publicar ICEA y que explicó en detalle su directora de Formación, Marta Rodríguez.
Según el informe realizado con información remitida por 38 aseguradoras que tienen una cuota de mercado del 54,5%, en 2017 se detectaron 165.958 intentos de fraude.
Uno de las tendencias más llamativas de los últimos 10 años es el crecimiento de los intentos de fraude de pequeño importe, y en 2017 se continua con la misma tendencia siendo de este perfil el 38% de los casos detectados, lo que lleva a pensar a los investigadores que se trata de intentos no profesionales de fraude. Con todo, continúa habiendo redes delictivas organizadas que simulan siniestros, sobre todo en el seguro del Automóvil.
Por ramos, los datos de ICEA muestran que un 63,6% de los casos de fraude detectados se dan en el seguro del Auto; seguido de las líneas de Diversos -Hogar, Comercio, Comunidades, Pymes y RC- que abarcan otro 29,4% de los intentos de estafa. En Vida y Salud se producen un 5,9% de los intentos de fraude, con un ligero aumento respecto a años anteriores.
Marta Rodríguez también hizo mención a los diferentes tipos de fraude que se cometen dependiendo del tipo de seguro. En Auto el intento de estafa más habitual son las reclamaciones desproporcionadas. En Multirriesgo lo más habitual es el siniestro simulado; mientras que Salud la mayoría de los intentos de estafa se deben a ocultación de las lesiones o daños preexistentes.


viernes, 4 de mayo de 2018

Semana 18


Buenos días, entre los fraudes que más impresionan se encuentran las autolesiones para cobrar del seguro. Sin entrar a fondo para valorar este tipo de fraudes, me limitaré a utilizar este tipo de casos como ejemplo de la seguridad que tienen los defraudadores que la estafa al seguro les va a salir bien. La realidad es que en muchos casos no solo no sirve para obtener su objetivo, sino que además son condenados en los tribunales, como en el segundo caso hoy publicado, en el que el autor es condenado a 3 años y medio de cárcel.

Un saludo
Josu Martínez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Amputados para cobrar el seguro

Un incongruente atraco tras contratar cinco pólizas, entre los 16.000 engaños detectados por aseguradoras en la Comunitat. La región valenciana es la cuarta de España con mayor invención de robos o accidentes para recibir coberturas de las compañías


Fuente : JUAN ANTONIO MARRAHÍ

 Un sangriento incidente con lesiones en Venezuela

El protagonista es un hijo de españoles nacido en Venezuela, donde se crió y formó una familia. En 2005, decidió venir a España para iniciar una nueva vida en Castellón. Empezó a trabajar como fontanero e instalador de aparatos de aire acondicionado hasta que, en 2009, perdió su empleo.

En este contexto decidió hacer una visita a su país de origen con su mujer. Previamente contrató cinco seguros de vida y accidentes con capitales asegurados muy elevados. Su mujer sólo suscribió un seguro de accidentes con una suma asegurada de 30.000 euros para ese mismo desplazamiento.

En febrero de 2009, el matrimonio aterrizó en Venezuela. Tras varias semanas en el país, el asegurado dijo ser atracado mientras conducía un coche. Dos individuos trataron de robarle 7.000 bolívares a punta de pistola. Según su versión, en el forcejeo con los asaltantes, el arma que llevaba se disparó y le causó la amputación de varios dedos y parte de las palmas de las manos. Las lesiones constituyeron una incapacidad permanente total.

Tras la reclamación, las aseguradoras implicadas, Axa y Generali, empezaron indagar. Descubrieron que no había documentación acreditativa de lo sucedido, a pesar de la gravedad. Un perito médico determinó que las lesiones eran incompatibles con los hechos narrados. Si, como dijo, tenía sujeta el arma con las dos manos en ese supuesto forcejeo la bala no podía haber impactado en ninguna de ellas. De hecho, considera la patronal del seguro, «parece un milagro que no resultara herido en otras partes del cuerpo».

Uno de cada seis intentos de engaño al seguro es por daños exagerados o anteriores en vehículos
El lugar también despertó sospechas. Varios detalles no casaban. Para colmo, el asegurado declaró haber conducido 16 kilómetros con las manos heridas hasta un hospital. Esto llamó la atención de los investigadores, «no sólo por la proeza física que entraña, sino porque había dos centros médicos a cuatro kilómetros de donde fue atacado».

Las aseguradoras decidieron no abonar la indemnización y el cliente las demandó en los tribunales. Los procesos judiciales duraron siete años. Finalmente, la Audiencia de Castellón reconoció anomalías en el caso. En opinión del juez, describen las aseguradoras, «no quedó acreditado cómo se produjo el atraco ni que este fuera ajeno a la intencionalidad del asegurado». AXA y Generali eludieron así el pago de casi un millón de euros. Además, la investigación ha ganado el primer premio en seguros personales.

Sin mano, sin cobertura y condenado a prisión

El Tribunal Supremo resolvió, hace dos años, uno de los casos más sorprendentes. Un agricultor fue condenado a tres años y medio de cárcel por estafa y a devolver 335.000 euros que cobró del seguro por un accidente que no fue tal. Según la sentencia, en 2007 se amputó la mano derecha con un instrumento cortante para cobrar coberturas pactadas previamente en sus pólizas.

Tras hacerse un torniquete para controlar la hemorragia, condujo su coche hacia el Camino Viejo de Nules a Moncofa y lo dejó caer por un terraplén. Después situó la mano cortada a los pies del asiento del conductor y quemó el automóvil con gasolina. Acto seguido, telefoneó al 112 y se tumbó hasta la llegada de un policía que lo encontró fumándose un cigarro.